BoletÍn ElectrÓnico

 Transportistas realizaron ayer protestas en al menos 22 entidades del País para demandar un alto a la inseguridad en carreteras, disminución en el precio de los combustibles y que se frene una iniciativa de Ley que sacaría del mercado a unas 260 mil unidades de transporte en México.

En los límites entre el Estado de México y el Distrito Federal, cerca de 40 unidades de la Alianza Mexicana de Organizaciones de Transportistas (AMOTAC) bloquearon carriles centrales y laterales de Anillo Periférico, a la altura del Toreo de Cuatro Caminos.

La protesta inició alrededor de las 18:00 horas, lo que ocasionó un severo caos vial en dirección hacia el Distrito Federal.

Tras casi tres horas de protesta, los inconformes liberaron Periférico y se dirigieron hacia la Secretaria de Comunicaciones y Transportes.

Asimismo, en San Luis Potosí, transportistas quemaron dos cabinas de tráilers sobre la carretera 57 San Luis-Querétaro, para exigirle al Gobierno federal el rescate del autotransporte.

La protesta se realizó con alrededor de 40 unidades de carga, las cuales fueron estacionadas en una lateral de la carretera 57, por lo que la Policía Federal tuvo que resguardar la carretera para evitar cualquier incidente.

Las cajas de los tráilers portaban mantas pidiendo el rescate del sector transportista, "SOS", "Si no hay solución habrá quemazón", "Ya basta el transporte no merece más engaños", "Costo político 2012, por olvidar al transporte nacional".

Adolfo Torres, dirigente de los transportistas en SLP, señaló que el Gobierno federal no tiene sensibilidad para resolver sus problemas.

"El 10 de enero hicimos una manifestación para darle un alto a los precios de los combustibles y ya vamos en el sexto aumento", indicó.

De la misma manera, en Querétaro, unos 600 transportistas se sumaron al paro. Pasada las 13:00 horas, los operadores de las unidades comenzaron a congregarse a la altura del kilómetro 3 de la autopista Querétaro-México para iniciar el paro.

De acuerdo con Rafael Ortiz Pacheco, dirigente nacional de la AMOTAC, este movimiento forma parte de un paro nacional iniciado en al menos 22 entidades del País en el que demandan atención por parte de la SCT.

"Estamos demandando varias cosas; un alto al alza de los combustibles, el freno a la inseguridad en carreteras y que se suspenda el proceso de aprobación de una ley que impediría a unidades con más de 15 años de uso por las autopistas del País", informó.

Según Ortiz, hasta las 13:00 horas, miembros de esa organización ya habían cerrado carreteras en Chiapas, Veracruz, Puebla e Hidalgo, entre otros.

En Veracruz, el delegado de la AMOTAC, Felipe Ríos Martínez, denunció pérdidas considerables a causa de los constantes gasolinazos, además de acusar a elementos de la Policía Federal y a agentes de Tránsito de extorsionar a los transportistas.

Periodico El Norte, Monterey,N.L.